Ignorancia, la pandemia que acompaña al COVID-19

Submitted by Asociación Mexicana de Estudiantes de Enfermería
June 4, 2020
Shared

En la actualidad nos estamos enfrentando a una epidemia que nos enseña el mejor o el peor lado de las personas; estamos ante una pandemia que no solo nos está enseñando la capacidad de recuperación de la naturaleza, sino que nos demuestra que el ser humano puede reflejar diferentes facetas ante la crisis o el nerviosismo; vemos como el comportamiento del ser humano varía dependiendo el entorno socio-económico y cultural.

Durante esta cuarentena hemos visto como la gente aplaude la labor del personal de salud, miramos como lloran médicos y enfermeras ante el estrés y la desesperación que trae dicha emergencia sanitaria,  sin embargo observamos en otro lado cómo el ser humano ante la situación de estrés y crisis sólo externa su lado agresivo, sólo da a conocer ese lado en el que existe el desprecio, el miedo, la violencia, la escasa educación que se tiene, y no se dice que todas las personas tengan las mismas actitudes, sin embargo son muchos las que la poseen; estamos ante una situación en la que no solamente ocupamos del personal de salud, no solamente ocupamos de gobernantes, ocupamos del apoyo de toda la gente, ocupamos que la población entienda que ellos son el primer filtro para evitar o aumentar el contagio de este virus, ocupamos que la gente sepa el mecanismo de transmisión del COVID-19, ocupamos que toda esa gente que sigue fuera de casa por cuestiones obligatorias, entienda al personal de salud, que entienda que hay sufrimiento en los hospitales, que no sólo los pacientes sufren, que en el personal de salud también hay personas, también hay seres humanos que quieren llegar y mínimo ver que su familia sigue bien; personas que esperan el autobús para llegar a su casa y lo más que desean es el apoyo y agradecimiento de la población y que lo menos que esperan es el desprecio, la agresión y los insultos de la gente.

Hoy en México, vemos enfermeras y enfermeros, que son agredidos por su labor que realizan, aventándoles cloro, jabón, agua, todo por el simple hecho de ayudar a la gente, todo por el simple hecho de ver por su salud y lo peor de todo es que esto deriva de la ignorancia.

Hoy en México, no luchamos sólo contra una pandemia, hoy luchamos además contra un problema social y cultural llamado ignorancia, un problema que aun que tiene solución, el mismo pueblo no quiere tomarlo. Hoy no sólo te hacemos el llamado a quedarte en casa, hoy te hacemos el llamado a informarte, a ayudar a proteger la salud de muchos, a ser solidario, a pensar por sólo un momento en la familia y el entorno del personal de salud, a entender que los enfermeros y enfermeras no tiene ninguna culpa, que ellos están dando todo con nada.

La comunidad, debe entender que la enfermera que salió de su trabajo con las debidas  medidas de seguridad, conoce los riesgos a los que se enfrenta y no sería inconsciente de ir a su hogar, sabiendo que todo el día estuvo en una guerra contra un virus que resiste a irse.

¡Necesitamos de tu ayuda! para que apoyes al personal de salud, agradéceles, no los agredas; hacemos un llamado a todo servidor de transporte público a no negarse a llevar a su casa o trabajo al personal de salud, a todos los establecimientos a no negarles el servicio, ellos ven por ti, ellos quieren detener esto, sin tu apoyo no lo lograrían, recapacita por un momento y solidarízate, piensa en lo que ellos cargan y sólo te piden que te quedes en casa y no los agredas, ni discrimines.

Estamos a tiempo de frenar el coronavirus, pero también estamos a tiempo de detener la ignorancia y la discriminación al personal de salud, si ellos están débiles no pueden ayudarte, no hay superhéroes débiles ni muertos, hoy hacemos el llamado a todos los niveles de gobierno a atender estos problemas, a brindar el material de protección necesario a todo el personal de salud del país; el atender esta pandemia sin protección no habla de ética habla de suicidio, no se puede pedir todo cuando no se da nada, no podemos dejar desprotegidos a nuestro primer frente de atención y no sólo pedimos proteger al personal de salud, hoy alzamos la voz por todos los pasantes, internos y residentes, que están desprotegidos por sus instituciones y universidades, que están en el aire sin saber quién los apoyará porque sólo se dice que pertenecen a la escuela sin embargo la escuela se deslinda enviándolos al hospital a solucionar los problemas.

Hoy te invitamos a crear conciencia, te invitamos a valorar a todo el personal de salud a mostrarles una muestra de agradecimiento, respetando sus derechos y no discriminándolos, hoy es el momento, porque mañana quizá ya no estarán.

Facebook | Twitter | Instagram

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Learn More