Garantizar condiciones sanitarias para los pasantes de enfermería

Submitted by Asociación Mexicana de Estudiantes de Enfermería
May 21, 2020
Shared

La pandemia del COVID-19, declarada el 11 de marzo del presente año por el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), está representando una gran presión a los sistemas sanitarios de todo el mundo. El rápido aumento en casos confirmados contribuye a una demanda en los establecimientos sanitarios y en los profesionales de salud que amenaza con sobrecargar los sistemas e impedir su funcionamiento eficaz.

La situación en la que se encuentra particularmente México, representa un enorme desafío para el ministerio de salud, principalmente para las personas que están en la primera línea de batalla en esta guerra, así es, profesionales de enfermería y colegas que integran el equipo multidisciplinario.

En efecto, México enfrenta una crisis nacional, donde existen menos de tres enfermeras por cada mil habitantes; esto se traduce a que el sistema de salud está extremadamente limitado de profesionales, y por tanto en esta primera línea han sido convocados los pasantes de enfermería de nuestro país. Ellos son quienes por un periodo académico obligatorio de un año, como requisito previo a su titulación, y con propósito de vincularlos con el entorno, deben retribuir a la sociedad en forma de acción social. En consecuencia, los Pasantes de Enfermería en Servicio Social se han visto en una situación vulnerable y en ocasiones puestos en servicios como responsables para atender personas con diagnóstico sospechoso o confirmado de COVID-19,  sin el Equipo de Protección Personal (EPP) señalado en protocolos ya establecidos para la protección de los trabajadores de la salud.

Por otro lado, desde la Secretaría de Salud se han implementado diferentes mecanismos para mitigar y contener la expansión de la enfermedad. En este sentido, la Dirección de Enfermería como parte de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES) ha estado contribuyendo en la construcción de diferentes instrumentos para la atención del COVID-19, mismos que se han dispuesto tanto en la página electrónica de la DGCES, como de la Comisión Permanente de Enfermería (CPE), con los cuales además se ha buscado proteger al personal de salud durante la atención de casos sospechosos y confirmados.

Este 16 de mayo, la Secretaría de Salud, a través de la DGCES, informa que las decisiones sobre las actividades del personal en formación en unidades de dicha institución, así como del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Servicios Médicos de PEMEX, Fuerzas Armadas, los Sistemas Estatales de Salud (SESA) y hospitales del sector privado, durante la contingencia por la pandemia COVID-19 han sido tomadas en consenso institucional, anteponiendo siempre la seguridad y protección personal de las y los becarios.

La DGCES señala también, que las instituciones de educación siempre han sido convocadas y participan activamente en la toma de decisiones, con estricto apego a los derechos humanos universales y tras llegar a acuerdos previos con instituciones de educación (responsables de los internos y pasantes en su condición de estudiantes) y de salud (receptoras de los pasantes para las actividades del servicio social), ante las diferentes fases de la contingencia por la pandemia COVID-19 que enfrenta actualmente el país.

El comunicado de la DGCES de igual manera puntualizó que se acordó que los pasantes de las carreras de la salud deberían mantenerse en servicio y en caso de que sus unidades hubiesen sido designadas para la atención de personas con COVID-19, podrían ser reubicados en áreas de menor riesgo determinadas por los SESA, así mismo las acciones de la DGCES han comprendido en instar a los Titulares de los SESA a que se garanticen los insumos y EPP necesarios de los pasantes de enfermería.

No obstante, la Asociación Mexicana de Estudiantes de Enfermería (AMEENF) ha recibido diversos comunicados, dentro de los principales de pasantes de la Escuela Superior de Enfermería y Obstetricia (ESEO) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), adscritos a los Hospitales e Institutos de la Ciudad de México, por lo que como organización nos sumamos a la inquietud y preocupación de nuestros compañeros, y apoyamos su respetuosa solicitud para que su institución garantice las circunstancias sanitarias óptimas y la seguridad necesaria para continuar el ciclo clínico.

Así mismo, consideramos importante que exista apertura al diálogo con representantes pasantes de distintas instituciones y alumnos consejeros de la comunidad estudiantil de la ESEO-IPN, y evitar represalias de cualquier tipo, mismas que han comenzado a reflejarse en algunas instituciones donde se ha procedido con la baja definitiva de los compañeros.

En ese sentido, la Asociación Mexicana de Estudiantes de Enfermería exhorta;

  • Realizar un diálogo con los Pasantes de Enfermería en Servicio Social para conocer la situación actual en sus instituciones, dar una respuesta y solución clara y unificada a las problemáticas.
  • Garantizar la protección necesaria de los mismos, es decir, la institución adscrita o la institución educativa otorgue el EPP necesario de manera permanente al Pasante de Enfermería en Servicio Social.
  • Otorgar la capacitación oportuna y continua a los estudiantes y pasantes sobre la intervención de enfermería en la atención a personas con COVID-19. Por esto, se considera fundamental la reflexión sobre cuál sería el riesgo ante esta situación, teniendo claras las responsabilidades que implica para la institución de educación superior, así como la responsabilidad contractual de la institución donde prestan sus servicios, con una supervisión clara y recibiendo el apoyo adecuado ante posibles errores.
  • Acompañar y apoyar a los Pasantes de Enfermería, que fueron retirados definitivamente del ciclo clínico en el servicio social, y otorgarles la liberación para poder continuar con su proceso de titulación, aspecto donde las Instituciones de Educación Superior tienen la facultad y autoridad para proceder positivamente.
  • En caso de que los Pasantes de Enfermería en Servicio Social retornen a sus unidades, es importante que éstas aseguren la atención médica necesaria, y responsabilizarse en caso de una penosa muerte de uno de sus estudiantes, la cual deberá ser investigada por atribuirse a la falta de EPP.

Al igual que los enfermeros, los Pasantes de Enfermería en Servicio Social necesitan protección, movilización, alimentación, EPP, descanso e infraestructura adecuada, es decir garantías laborales con las que no cuentan ni en cantidad ni calidad por no ser trabajadores, pero que estas son de igual de indispensables por ser parte del equipo de salud.

Esta Asociación considera un riesgo la permanencia de los Enfermeros Pasantes en Servicio Social en lugares designados para la atención directa de personas con COVID-19,  básicamente por la falta de condiciones sanitarias seguras, con el agravante que no serán las unidades académicas quienes decidan donde irán, si no quienes los contraten.

Por todo lo expuesto anteriormente, apoyamos decididamente a los Enfermeros Pasantes del Servicio Social de la ESEO/IPN, así como de todas las Facultades y Escuelas de Enfermería de México, respecto a contar con las óptimas condiciones de bioseguridad, infraestructura, insumos y EPP necesarios, así como la necesidad que se contraten enfermeros/as que están desocupados/as o cesantes, bajo condiciones claras de seguridad y protección legal.

Reiteramos nuestra disposición para trabajar en conjunto por la Enfermería Universitaria del país, así como establecer conjuntamente estrategias de comunicación y acción frente a esta emergencia sanitaria.

 

A T E N T A M E N T E

La Asociación Mexicana de Estudiantes de Enfermería

“La Voz de la Enfermería Universitaria de México”

Consejo Ejecutivo Nacional 2019-20

 

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website. Learn More